Yin Yoga: una secuencia (meridiano del riñón y la vejiga urinaria)


La búsqueda de la quietud y la profundidad permaneciendo durante un largo tiempo en las posturas en una secuencia de Yin Yoga.
 

Si estás acostumbrado a sudar en el camino hacia glamorosas posturas (de yoga), Yin Yoga puede -a primera vista- parecer demasiado lento, demasiado simple, y, bueno, demasiado aburrido. Pero esta práctica compleja de posturas pasivas que se mantienen largo tiempo, en el suelo, es profundamente nutritiva y tiene grandes beneficios para todo practicante de yoga, nos dice Sarah Powers (profesora de yoga y meditación) 

A nivel físico, Yin Yoga aumenta el rango natural de movimiento en las articulaciones. Al mantener los músculos relajados, liberas las capas profundas del tejido conectivo, logrando la serenidad con más facilidad que en cualquier otro estilo de yoga ó práctica de meditación sentada. A nivel energético, Yin Yoga aumenta el flujo de prana (energía vital) en los tejidos alrededor de las articulaciones, donde la energía a menudo se estanca. Sarah Powers compara la práctica de yin yoga como una sesión de acupuntura que hace uno mismo: las secuencias se orientan hacia ciertos canales de energía (nadis llamada en el yoga o meridianos de la medicina china), que en última instancia, benefician a los órganos, al sistema inmunológico y al bienestar emocional.

Y luego están los beneficios mentales: sosteniendo una postura durante tres a cinco minutos a menudo aparecen sensaciones de malestar. La práctica de Yin Yoga nos invita a permanecer y explorar las intensas sensaciones que se presentan, en lugar de moverse rápidamente hacia la siguiente postura. "(la práctica de Yin Yoga) te enseña a sentirte más cómodo con la incomodidad en lugar de alarmarte", dijo Sarah Powers. "Yin Yoga es la unión entre la meditación y las asanas en una práctica muy profunda".

Además de todo esto, no es necesario dejar su práctica dinámica de yoga, para recibir los beneficios (de yin yoga)  Powers, quien enseña junto al estilo Yin Yoga, el estilo Yang (su versión de secuencias dinámicas de posturas de yoga), anima a los estudiantes a hacer Yin antes o después  de una rutina regular, o como una secuencia independiente. Recomienda una sesión de Yin  Yoga por lo menos dos a cuatro veces a la semana. "Estás acondicionado que los tejidos se vuelven más elásticos, por lo que la práctica tiene un efecto acumulativo", dice. "Cuanto más lo haces, más quieres hacerlo."


Consejos para la práctica

Hay tres cosas fundamentales para hacer al practicar Yin Yoga. En primer lugar, entrar en una postura respetando tus límites de una manera suave. En segundo lugar, se permanece en el asana, tal como lo harías durante la meditación. En tercer lugar, la permanencia por un tiempo, como si se tratara de una sesión de acupuntura. En principio el objetivo de tres a cinco minutos, pero si un minuto es suficiente, comienza allí y vas aumentando hasta llegar a dos minutos.

Una secuencia de Yin Yoga

La secuencia que sigue equilibra lo que la medicina tradicional china llama el meridiano del riñón -esencial para la salud mente-cuerpo-. "Cuando la energía (el chi o prana) de los riñones se revitaliza, se sentirá animado", nos dice Sarah Powers. La secuencia incluye retroflexiones pasivas, porque el canal del riñón fluye a través de la zona baja de la espalda. Flexiones hacia delante desde la posición sentados actúan como contraposturas y estimulan el meridiano de la vejiga urinaria, el cual se cruza con todos los otros meridianos en el cuerpo.




Andrea Ferreti
secuencia de Yin Yoga Sarah Powers
Yoga Journal

Comentarios

  1. me interesa su practica es buenísima

    ResponderEliminar
  2. quisiera que me enviaran otra secuencia es muy buena la publicada para el riñón e hígado

    ResponderEliminar

Publicar un comentario